¿Cómo guardar los juguetes de sus hijos?

Es difícil vivir en el desorden que dejan los niños después de una sesión de juego, de hecho, los juguetes suelen estar esparcidos por toda la casa. A medida que se acumulan, se vuelven difíciles de almacenar, desordenar y crear una sensación de desorden. Para superar este problema, aquí hay algunos pequeños consejos para almacenar juguetes en un santiamén.

Guarde los juguetes de los niños

La caja de juguetes tradicional

El cesto o el cesto de juguetes es fácil de hacer. No es necesario que compre uno en una tienda especializada. Aquí hay algunas ideas que pueden hacer el truco:

Una caja de vino o una simple caja de madera.

Con un poco de imaginación, este objeto puede convertirse en un gran almacenamiento. Simplemente dale un cambio de imagen a la caja para que se mezcle con la decoración de la habitación de los niños. Use pintura o pegatinas para arreglarlo.

Un cajón

Aquí nuevamente, un poco de imaginación es suficiente para reciclar este objeto. Decorarlo con cuatro mini ruedas giratorias es una opción interesante para facilitar su movimiento por la casa.

Una caja de carton

Para reforzar este material más o menos frágil, se recomienda doblar sus 4 lados. Por lo tanto, el cartón no se deformará cuando se sobrecargue. Para que no luzca demasiado anticuada, envuélvala en telas de colores o simplemente use pinceles.

Una bolsa de papel kraft

No es necesario mirar muy lejos, una bolsa de papel kraft es lo suficientemente resistente como para contener varios mini coches y animales de peluche. Unos pocos retoques son todo lo que se necesita para que se mezcle con la decoración.

Una papelera de plástico transparente

Si el contenedor tiene tapa y es lo suficientemente grande para contener a un niño, es esencial, por razones de seguridad, agregar una o más salidas de aire. Una vez tomada esta precaución, es posible ponerse manos a la obra.

Por otro lado, en el caso de varios contenedores más pequeños, individualice su contenido categorizar juguetes para que el niño se encuentre allí:

  • Un contenedor que contiene solo mini-coches;
  • Otro que contiene solo pelusa;
  • Otro para almacenar piezas de rompecabezas.

Agregue imágenes a cada uno de los contenedores para ayudar al niño a guardar sus juguetes. Este truco también se utilizará para promover la autonomía.

Sin embargo, si el bricolaje realmente no es posible, es imprescindible conseguir una caja de juguetes en una tienda especializada. Es fundamental tener en cuenta estos diferentes puntos a la hora de elegir el contenedor ideal:

  • La caja fuerte debe tener un salida de aire en caso de que los niños entren.
  • La tapa debe ser lo más ligera posible para que sea más fácil de abrir.
  • Debe estar libre de cualquier mecanismo que pueda atascarse en un momento u otro.

Estantes fijos en la pared

Con estantes o estantes fijados a la pared :

  • A partir de uno, los niños podrán obtener una descripción general de los juguetes que están buscando.
  • Dos, volverán a colocar más fácilmente sus juguetes en su lugar cuando ya no los necesiten.

Para que este método funcione, los estantes deben instalarse a una altura adecuada para los niños.

Una hamaca colgada en la pared.

Esta es una ingeniosa solución para guarda la pelusa que terminan desbordando de su contenedor de almacenamiento.

  • Ate cada extremo de la hamaca en un anillo de barra de cortina.
  • Taladre dos clavos alineados horizontalmente en la pared
  • Cuelga el anillo en los clavos para formar la hamaca.
  • Instale la pelusa en el interior.

Para aquellos que no quieran utilizar un martillo, es posible simplemente atar esta hamaca a los pies de la cama, a la altura de los montantes. Gracias a este sencillo truco, los niños incluso encontrarán divertido guardar sus juguetes.

Una maceta colgante

Conciliar la jardinería y el dormitorio de un niño… ¡Aquí tienes una idea! Colocadas a una altura adecuada, las macetas pueden acomodar un peluche o juguetes de diferentes tamaños, dependiendo de las dimensiones de las macetas.

Barras magnéticas

Las barras magnéticas son populares entre los entusiastas del bricolaje y los cocineros. También harán felices a los niños. Desde el barras magnéticas son magnetizados, destornilladores, martillos, llaves inglesas, alicates y otras herramientas son fáciles de colgar en un taller. En una cocina, están destinados a cuchillos, espátulas, rebanadoras y similares. En la habitación de un niño, pueden acomodar fácilmente autos pequeños o juguetes favoritos. Por supuesto, las barras magnéticas deben instalarse a la altura correcta y ser lo suficientemente largas para transportar todos los juguetes.

Una caja de juguetes casera de la A a la Z

Fabricar un cofre de madera contrachapada 7 mm de grosor o más para almacenar juguetes está al alcance de cualquier entusiasta del bricolaje. Dependiendo de las dimensiones buscadas, el material necesario estará compuesto por:

  • Dos láminas de madera contrachapada de iguales dimensiones para hacer el fondo y la tapa. Ejemplo: 200 cm de largo por 100 cm de ancho;
  • Dos láminas de madera contrachapada de iguales dimensiones para hacer el anverso y el reverso. Ejemplo: 200 cm de ancho y 60 cm de largo. Esta última medida corresponderá a la altura del tronco. Por tanto, es necesario adaptarlo al tamaño del niño;
  • Dos láminas de madera contrachapada de iguales dimensiones para hacer ambas caras. Ejemplo: 100 cm de ancho y 60 cm de largo;
  • Cuatro tablas iguales a la altura del tronco, 60 cm para este ejemplo, para consolidar el montaje;
  • De dos bisagras de puerta para la portada;
  • Cuatro tablillas para reforzar la fijación de las bisagras;
  • Tornillos de fijación;
  • Un taladro / destornillador.

Una vez montada, la caja resultante tendrá unas dimensiones de 200 cm x 100 cm x 60 cm, lo que equivale a 1.200.000 cm3 = 1,2 m3 = 1.200 l.

En cuanto al montaje, solo siga estos pasos:

  1. Montar la madera contrachapada correspondiente a los cuatro lados de la caja fuerte utilizando las cuatro tablas utilizadas para consolidar el ensamblaje. Entonces, cada lado debe corresponder a una tabla.
  2. Atornille el conjunto de forma segura con tres tornillos por lado para obtener un especie de paralelepípedo.
  3. Atornille el fondo de la caja al nivel de las cuatro tablas que sirven de refuerzo.
  4. Coloque una pequeña tabla en el borde exterior de la caja como refuerzo antes de fijar las bisagras macho con tornillos.
  5. Fije las bisagras hembra en la tapa, siempre agregando una pequeña tabla en el exterior para sujetar las bisagras de forma segura.
  6. Solo queda colorear el baúl o embellecerlo con una decoración personalizada.

En un armario

Cuando ningún objeto o accesorio ya no pueda contener los juguetes de un niño, es recomendable reservar un alacena para mantener el orden en la casa. También es posible privilegiar ciertos accesorios como torres de almacenamiento o cubos modulares para montar que se adapten fácilmente al espacio disponible.