Organiza bien tu maleta antes de salir de vacaciones

Todo vacacionista sueña con poder empacar tantas cosas como sea posible en su maleta para no perderse nada. Algunos parecen querer empacar todo en su maleta, mientras que otros no tienen idea de dónde poner sus cosas. Para resolver el problema de cada tipo de viajero, aquí hay algunos consejos y trucos sencillos.

¿Cómo empacar bien tu maleta?

La maleta adecuada

En cuanto a los preparativos, toda la atención se centra en las cosas a llevar sin pensar demasiado en la maleta. Sin embargo, este es el primer paso a dar. Una buena organización depende sobre todo del ajuste entre la maleta y su contenedor. Incluso con los mejores consejos del mundo, una pequeña maleta de 10 kg nunca resistirá durante un mes de estadía en el extranjero, a menos que la compre cuando llegue allí. La elección de la maleta determina por tanto la Buena organizacion.

Aprende sobre el clima

Cuando se trata de empacar, algunas personas prefieren llevar consigo tantas cosas como sea posible, lo cual es comprensible. Nadie quiere perderse nada durante las vacaciones. Sin embargo, para organizar adecuadamente su maleta, es necesario un mínimo de información sobre el clima en el destino. Para evitar traer accesorios innecesarios, se recomienda encarecidamente que conozca el clima del lugar de vacaciones. Sería una pena no traer traje de baño o bloqueador solar cuando el clima es propicio para nadar. El equipaje para una estancia en invierno pesa mucho más que para una estancia en pleno verano.

Enrolle la ropa

Hacer bien tu maleta significa poner en orden todas tus pertenencias. Todo se juega en el plegado. La forma de doblar la ropa determina la correcta organización. Para poder llevar a cabo la máxima cantidad de negocios, debe ser metódico. La mejor técnica para optimizar el espacio en la maleta sigue siendodevanado. Este método consiste en enrollar la ropa. No se trata de formar una simple bola con el pantalón o la falda, sino de enrollarlos con cuidado para que formando tubos. Fácil de hacer, rápida y práctica, esta técnica también evita las arrugas.

Todos los rincones de la maleta deben llenarse. La conclusión es que el cierre de accesorios se cierra fácilmente sin tener que sentarse sobre él. Prefiera siempre una maleta bien hecha a una llena.

Proporcionar una bolsa de aseo.

Al preparar la maleta, nunca deje la bolso de tocador En casa. Es la clave de una buena organización. Sin embargo, no todo viene en un kit. Bajo ninguna circunstancia es necesario llevar el tubo grande de champú de 400ml o el frasco de crema hidratante completo. Proveer pequeños tubos de 50 o 100 ml transferir la cantidad necesaria. Un neceser bien surtido incluye productos básicos de higiene como un cepillo de dientes, pasta de dientes, jabón, un cepillo para el cabello y algunos cosméticos. Tenga en cuenta que si la estancia es en el hotel, estos productos generalmente se ofrecen. Si el espacio lo permite, lleve algún medicamento si no se siente bien.

Elija los artículos adecuados según la duración de la estancia.

¿Qué poner en la maleta? Esta es la pregunta que surge cuando se va de vacaciones. El equipaje para un fin de semana en el campo es diferente al de unas vacaciones de 2 meses. Por lo tanto, las cosas para llevar dependen de la duración de las vacaciones en cuestión. Para estancias superiores a un mes, es más conveniente lavar algo de ropa en el hotel. De hecho, el equipaje puede pesar mucho, incluso muy pesado, si se proporcionan tres prendas por día. Después del cálculo, los más racionales cambiarán de opinión rápidamente. Para minimizar el equipaje, también es posible comprar algunas cosas en el lugar. Serán parte de los recuerdos para llevar a casa.

Guarde las cosas en bolsas de plástico.

No es una buena idea empacar las cosas a granel, ya que puede confundirse todo. El almacenamiento eficiente requiere organización compartimentada. Como todas las maletas no tienen bolsillos, el truco consiste en agrupar elementos similares en un bolsa de plastico. Esta técnica también facilitará el trabajo a la hora de desembalar todo. Lo mejor es elegir diferentes colores: rojo para la ropa, amarillo para los papeles, verde para los dispositivos electrónicos ... Este truco te permite encontrar tus pertenencias en poco tiempo..

Coloque correctamente los objetos frágiles

En una maleta, cada objeto tiene su lugar. Para evitar sorpresas desagradables, el oLos objetos frágiles merecen una atención especial. Los de porcelana o vidrio fino deben colocarse en el medio de la ropa y por separado para reducir el riesgo de golpes y grietas. Es aconsejable guardar los objetos preciosos y extremadamente frágiles en el equipaje de mano y no en las maletas que viajen en la bodega. Respecto a los objetos pesados ​​como botas o libros, su lugar está en el fondo de la maleta.

Tómate tu tiempo para empacar tu maleta

Una maleta bien empaquetada lleva tiempo. Preparar tus cosas una hora antes de la salida nunca es un placer. No hay nada mejor que una buena preparación antes de tiempo. Lo ideal es comenzar los preparativos como mínimo 3 días antes de la salida. Para que la ropa y los accesorios sucios se puedan lavar, secar y planchar perfectamente a tiempo. De hecho, nadie quiere llevarse ropa sucia de vacaciones..

Hacer una lista

Preparar la maleta puede resultar estresante a veces, ya que es difícil pensar en qué empacar. Antes de empacar, una lista es esencial. Siempre que se te ocurra una idea, conviene anotarla. Este pequeño truco evita que te olvides por un apagón o prisa. De hecho, al hacer la maleta, puede suceder que el turista sienta que ha olvidado algo. Gracias a una lista preestablecida, se tendrá en cuenta todo lo necesario. Una lista bien recopilada incluye todos los imprescindibles: desde papeles imprescindibles para cruzar las fronteras del país de destino hasta pequeños elementos como pasta de dientes o un peine. No se debe pasar nada por alto, porque ese es el propósito de la lista de verificación.